camilo josé alcalá caja b

Alternativas económicas para climatizar una vivienda

Hoy en día la climatización de las viviendas gira en torno, principalmente, de las calderas y los equipos de aire acondicionado, los cuales presentan ciertas deficiencias energéticas, aspecto que está en clara contraposición con el elevado costo de estos sistemas de climatización.

Ciertamente se han desarrollado nuevas tecnologías de climatización mucho más eficientes como la aerotermia, la climatización geotérmica y la ventilación mecánica, pero estas son considerablemente costosas.

Sin embargo, en el mercado persisten algunas opciones, tanto tradicionales como modernas, relativamente económicas para climatizar una vivienda. Desde Cyopsa, empresa presidida por Camilo José Alcalá, te queremos hablar de alguno de estos sistemas.

Sistema de ventilación tradicional

Este sistema de climatización consiste en el empleo de los tradicionales ventiladores eléctricos, cuyas aspas concentran y dirigen el aire a determinados espacios, con el fin de renovar el aire y regular la temperatura.

A pesar de que pueden llegarse a considerar tecnología obsoleta, los ventiladores de aspas han sufrido ciertas modificaciones para mejorar su eficiencia energética, evitando el gasto desmesurado de electricidad.

Los ventiladores tradicionales pueden ser fabricados como aparatos de pie, de sobremesa y de techo, siendo éste último el dispositivo capaz de generar las ventilaciones más efectivas y extensas en los espacios de la vivienda.

La principal ventaja de este sistema tradicional es la asequibilidad. Por otro lado, su principal debilidad es su limitación funcional, ya que es inservible en las temporadas invernales, cuando la temperatura se acerca a valores negativos.

Termoventilación

La termoventilación es un sistema de climatización consistente en el mecanismo de un calevantor, que surge de la evolución tecnológica del sistema de ventilación tradicional, superando su principal deficiencia, relacionada con su incapacidad para regular la temperatura durante el invierno.

Los termoventiladores son dispositivos eléctricos diseñados para emitir rafas controladas de aire frio y caliente, siendo mucho más versátiles que los ventiladores tradicionales. Además, los termoventiladores presentan unos tamaños reducidos; poco voluminosos, convirtiéndose en unos de los pocos sistemas de climatización portátil.

Detalles del termoventilador

En relación con los sistemas de aire acondicionado, el sistema de termoventilación consume menores cantidades de electricidad. Otra ventaja significativa de los termoventiladores, con respecto a otros sistemas de calefacción, es la simpleza de su mantenimiento e instalación, incluso no implican medidas de seguridad extraordinarias o estrictas.

Dejando a un lado sus ventajas, es preciso señalar que los termoventiladores no están diseñados para uso prologando o extensivo. Incluso, existe el riesgo que, durante tiempos considerables de uso, generen picos de consumo energético, lo cual provocará un aumento en las facturas de electricidad.

No obstante, en vista a mitigar el efecto colateral del uso de los termoventiladores, en el mercado hay modelos con diferentes especificaciones energéticas, para así abarcar las variadas condiciones de consumo eléctrico.

Climatización evaporativa

La climatización evaporativa es uno de los sistemas más novedosos, después de las tecnologías de climatización aerotérmica, geotérmica y el aire acondicionado solar, el cual emplea un mecanismo de evaporación de agua para regular la temperatura de cualquier estancia de una vivienda.

Los climatizadores evaporativos abarcan un conjunto de dispositivos, los cuales cumplen funciones específicas. Los climatizadores evaporativos más usados son los de enfriamiento, aunque también son conocidos los de calentamiento, de ionización y de ventilación, inclusive, existe modelos a los cuales se les incorpora todas las funciones anteriores.

Si bien los anteriores climatizadores evaporativos parecen ser los diferentes tipos, la verdad es que la clasificación de estos dispositivos está basada en el mecanismo:

Climatizador evaporativo directo

Este dispositivo presenta un panel humectado, que está sujeto a un flujo continuo de aire exterior caliente. Durante el transito del aire caliente por el panel, el gran grupo de moléculas gaseosas interactúa con unas almohadillas en el panel, evaporando gran parte de la humedad almacenada en ellas, y perdiendo temperatura en el proceso. Así, el climatizador logra enfriar el aire exterior.

Una vez el aire es enfriado por la evaporación, ganando humedad relativa, este es expulsado por el mecanismo de ventilación para que se difunda en la estancia de la vivienda.

Además de enfriar el aire exterior, este climatizador es capaz de renovar la atmósfera de la vivienda, proporcionado una cantidad de aire tanto fresca como limpia, puesto que el mecanismo de evaporación filtra y elimina impurezas en el aire exterior, manteniendo una temperatura prácticamente constante. 

Climatizador evaporativo indirecto

Es un dispositivo que posee un sistema combinado, consistente en el mecanismo de evaporación directa y una adición comprendida por una serie de conductos diminutos, los cuales producen un enfriamiento escalonado del aire exterior.

La evaporación tiene lugar como en el climatizador evaporativo directo, salvo que se origina un remanente de aire caliente, el cual es desechado al exterior. El aire que ha podido ser enfriado es conducido por el entramado de conductos, perdiendo temperatura y humedad.

Por ello, a diferencia del tipo anterior, el aire que expulsa este dispositivo es un aire prácticamente seco, ya que no aumenta su humedad relativa.

Particularidades de la climatización evaporativa

En contraste con las alternativas económicas anteriormente abordadas, los climatizadores evaporativos han alcanzado niveles altos de eficiencia energética, dejando en claro la deficiencia de los aires acondicionados, ya que es capaz de consumir una décima parte de la energía eléctrica consumida por los equipos convencionales.

Además de la eficiencia energética, los climatizadores evaporativos son funcionales y eficaces en la disminución de la temperatura del aire, llegando a una diferencia de hasta 15°C en relación la temperatura externa.

La ecología de la climatización evaporativa es un aspecto que también merece ser destacado, puesto que logra unas reducciones notables en la emisión de gases de efecto invernadero, ya que según algunas estimaciones, es posible impedir la producción anual de 4320 kg de dióxido de carbono.

Recomendaciones para economizar en la climatización del hogar

En caso de que se disponga de un sistema convencional de climatización, como la calefacción por calderas o los sistemas de aire acondicionado, existen algunas medidas para minimizar los gastos anuales que conllevan el uso de estos sistemas.

Las medidas para ahorrar y evitar gastos en la climatización de la vivienda dependen, mayormente, de la estación, por lo tanto, algunas de las principales medidas son las siguientes:

Verano

  • Mantener cerradas puertas, ventanas, cortinas, etc., durante las horas diurnas para evitar que la vivienda se caliente en exceso.
  • Durante las horas nocturnas abrir puertas, ventanas, persianas, etc., con el fin de permitir la ventilación de la atmósfera de la vivienda con aire fresco.
  • La temperatura óptima, a la cual el ambiente es agradable y placentero, se ubica entre los 24 y 26°C, por lo que no es necesario forzar al sistema de climatización a temperaturas inferiores.
  • Al climatizar habitaciones de la vivienda, una vez se alcance la temperatura óptima cerrar puertas y ventanas para evitar la dispersión el aire frío.

Invierno

  • Aprovechar el calor solar de las horas diurnas, abriendo las cortinas y persianas.
  • En las horas nocturnas se debe procurar alguna de forma de aislamiento térmico, para evitar que las habitaciones pierdan calor, por lo que deben permanecer cerradas.
  • La temperatura óptima durante esta temporada se encuentra entre los 20 y 21 °C. Durante la noche es posible descender la temperatura hasta los 17 °C, para minimizar el consumo energético del sistema. O si es preferible, también se puede apagar el sistema.
  • Mantener a los radiadores descubiertos, limpios y cerrados en las estancias desocupadas.
  • Ventilar la vivienda diariamente, por al menos 10 minutos.  

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .